Gracias, Cienfuegos, por tanto, por Eva Güimil

“Si estabas allí podías oír como Hilary Swank se presentó en el casting de Boys don’t cry “con un corte de pelo de nueve dólares” porque Kimberly Peirce era incapaz de imaginar a esa chica tan dulce en la piel del torturado Brandon Teena, podías escuchar a Michael Pitt abominando de su etapa en Dawson crece (era el novio de Michelle Williams, los hay que se quejan por todo), podías cruzarte al gélido Kaurismaki paseando su genio vodkiano, a Harmony Korine, el hombre más despeinado del mundo, abrazado a Chloë Sevigny, o a Guillaume Depardieu arrasando bares centenarios con su abrigo negro de gigante maldito. Podías tropezarte en el Dindurra con el babilónico Kenneth Anger, el solemne Kiarostami, el risueño Todd Haynnes o la dulce Maria Schneider”.

Artículo completo de Eva Güimil en La Voz de Asturias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s